Ahorro, Finanzas, Presupuesto

2 pasos para que dejes de gastar en tonterías

Ale / 26/04/2018

¿Alguna vez has revisado tu registro de gastos y te has dado cuenta que has gastado $3,000 en comer fuera, $500 en galletas, coca, café y papitas o $1,500 en ropa que NO usas?

Been there, done that.

Bueno, excepto lo de la ropa. Como saben, odio comprar ropa. Ni la coca, ¡odio el gas de los refrescos!

Nota: si tu también, ¡chócalas!, somos súper pocas y debemos de mantenernos unidas.

Antes de seguir, quiero decirte que nadie sabe “en qué es lo mejor en lo que puedes gastar”. Cada persona es diferente, tiene objetivos financieros diferentes y sabe qué es lo que está dispuesto a sacrificar.

No importa en qué gastas, siempre y cuando sepas que:

  1. Necesitas tener el dinero para comprarlo, no arruines tu presupuesto o te metas en deudas.
  2. Ten clarísimo que al comprar eso, no podrás comprar otra cosa o cumplirás más tarde tus objetivos. Todo lo que compramos lo estamos cambiando por otra cosa. Asegúrate que en lo que gastas sea lo más importante para ti.

Y así sin más, continuamos con el tema:

2 pasos para que dejes de gastar en tonterías

1. Conócete y conoce tu gatillo

¿Sabes quién eres?

¿En qué situaciones gastas más dinero sin pensarlo?

¿En cuáles te da “codera”?

“Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y, en cien batallas, jamás estarás en peligro.” – Sun Tzu “El arte de la guerra”

Ojo, esto aplica para la guerra, para el amor y para los chicharrones también 😉 ¿Te parece si te doy algunos ejemplos?

Tengo que ir al súper y hacer algunos mandados, llego a la casa, estoy cansada y aparte tengo que hacer de comer. ¿Paso mejor por comida preparada o no?

  • Gatillo: cansada para hacer de comer

Saliendo de la escuela mi hija siempre tiene un montón de hambre ¿le compro papitas para que alcance a llegar a la casa?

  • Gatillo: mi hija tiene mucha hambre.

Voy al centro comercial a pasear y siempre que me meto a Bed, Bath and Beyond salgo con mil cosas nuevas para la cocina que ni siquiera uso.

  • Gatillo: Pasear en el centro comercial para perder el tiempo.

Cuando estoy aburrida, me meto a ver ropa en internet y termino pidiendo 5 playeras y 3 vestidos de Thailandia.

  • Gatillo: Estoy aburrida.
¿Me explico?

2. Cambia tu hábito

Fáaaacil, ¿no?

Después de conocerte e identificar cuáles son tus ‘gatillos’ o lo que provoca que te comportes muy mal financieramente, tenemos de dos sopas:

  1. Evitar llegar al gatillo
  2. Si no puedes evitar, cuando llegue el gatillo tener pensados planes de la B a la Z para contraarrestar el mal hábito que solemos tener.

Para cambiar un hábito, después de haber identificado el gatillo, tienes que cambiar lo que haces y que sucede después del gatillo. Pero OJO: te tiene que producir la misma recompensa. Esto te obliga a pensar qué sentimiento es el que estás buscando y cómo podrías conseguirlo cambiando.

En algunas ocasiones es fácil, como cuando tu hija tiene hambre, pero hay veces que es más complicado, en especial en esas compras que realizamos solas, esas son las que deberíamos de analizar más detalladamente. No es siempre, pero puede resultar que estemos comprando cosas porque queremos llenar un vacío en nuestras vidas, no precisamente físico.

Te dejo algunos cambios fáciles para los ejemplos que expuse antes:

No quiero hacer de comer porque estoy cansada:

Mi hija tiene un montón de hambre al salir de la escuela:

  • Llevo snacks cuando voy a recogerla: jícama con chamoy o fruta picada con chile piquín. Como la corto para toda la semana, sólo la saco del refrigerador, la pongo en un tupper y listo.

Pasear por el centro comercial para hacer tiempo:

Si estoy aburrida:

  • Crear una agenda con todas las actividades que tengo que hacer, las que quiero hacer y las que me desestresan.
  • Tener un plan para cuando ninguna de las demás funcionan: salir a dar una vuelta al parque, ver facebook, platicar con una amiga o comprar una agenda que me encante. Siempre es mejor pagar $300 por algo antes y que te sirva, a $2,000 después en ropa que nunca utilizarás.

 

Esto es súper importante:

Si en un mes que apliques estos consejos, puedes bajarle $100, $200 o $1,000 a tu gasto en cosas que tú consideras tonterías, yo definitivamente le llamaría ¡una victoria!. No seas dura contigo misma, recuerda que esto es una hábito que has perfeccionado por mucho tiempo, no lo puedes quitar de un día para otro.

Y si pasa eso o estás en eso, te ruego me dejes un comentario, mandes un correo o publiques en nuestro grupo de Facebook.

 

 

5 thoughts on “2 pasos para que dejes de gastar en tonterías

  1. Tienes toda la razón, cuando mi bebé me acompaña a recoger a su hermano a la escuela en verdad sufro.
    Por qué?? Pues porque mi bebé todo pide y yo le compro algunas cosillas, pero cuando hago cuentas al final del día el resultado es que: gaste mucho en chucherias para el bebé y eso repercute en mi gasto

      1. Mi nena tiene un problema que no puede controlar de comer galletas y no come ni fruta ni nada saludable de snack. Siempre quiere esa cosa exacta. Yo puedo traer un tupper con 5 galletas pero en casa va a volver a pedir mas y se gastan 30 dolares al mes solo en eso y es una perdida de dinero y salud

        1. ¡Hola Vanessa!
          Normalmente los hábitos alimenticios son ‘heredados’ de los padres y de la facilidad. Trata de irle introduciendo cosas saludables poco a poco. Puedes hacer tus propias galletas o comprar galletas más saludables o irle bajando al azúcar y a la porción.

          Si se puede, pero es cuestión de que nosotras nos las ingeniemos para que nuestros hij@s tengan unos mejores hábitos. Saludos!

        2. ¡Hola Vanessa!
          Normalmente los hábitos alimenticios son ‘heredados’ de los padres y de la facilidad. Trata de irle introduciendo cosas saludables poco a poco. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *